lunes, 12 de octubre de 2009

ARBOLEDA


Acuarela y tinta sobre papel artesano.

10 comentarios:

Ana Márquez dijo...

Qué delicadeza en este concierto de ramas... Bellísimo en su simplicidad. Felicidades. Besos

Ana Gregorio dijo...

Gracias por tu visita y por tu comentario. Me alegra mucho verte por aquí.
Un beso.

Rosa Cáceres dijo...

Una obra de arte que me recuerda la elegancia de la pintura japonesa.

Ana Gregorio dijo...

Muchas gracias por tu visita, Rosa. Eres encantadora.
Un beso.

Liliana Lucki dijo...

Mucha belleza de suavidad maravillosa.

Mi admiración,desde Argentina.

Ana Gregorio dijo...

Gracias por tu visita, Liliana. Ya me he pasado por tu blog y he admirado tu maravillosa obra.
Un abrazo.

Carmen dijo...

Ana, me seduce esta arboleda, toda delicadeza y poesía. Comparto la opinión de Rosa, para mí es una pintura Zen. Gracias por compartirla.
Un beso

Ana Gregorio dijo...

Hola Carmen: siempre es una alegría para mí verte por aquí. Tal como dices, en esta acuarela intenté dejarme llevar, sin pensar mucho, dejar que la idea fluyera del pincel libremente. Me alegra haber conseguido transmitir esa espontaneidad.
Un fuerte abrazo.

Vicente dijo...

y quien mira la arboleda ?

Ana Gregorio dijo...

Hola Vicente. La arboleda existe en sí misma, independientemente de que alguien llegue a verla alguna vez. Puede ser mirada o ignorada por cualquiera, e, incluso, puede significar cosas distintas para cada cual, pero seguirá estando ahí como algo con entidad propia.
Un abrazo.