domingo, 20 de marzo de 2011

PARA MATILDE

Hoy he recibido un correo muy especial. Matilde es una rehabilitadora de discapacitados en el agua. Cuando terminan el tratamiento ella les obsequia con una obra mía como "regalo desde el corazón". Me lo comenta para que sepa dónde van a parar mis trabajos. Este correo me ha emocionado muchísimo porque mi pintura se ha llenado de sentido. Por eso dedico esta entrada a Matilde y a las personas que luchan día a día por superarse y hacer su vida un poco mejor cada vez y les envío mi gratitud y mi apoyo.



Acuarela sobre papel hecho a mano.



Te ofrezco lo que tengo:
un pequeño poema,
el rubor de una rosa
y el sonido del viento.
Te ofrezco pocas cosas,
sólo lo que poseo:
unos cuantos colores
plasmados en un lienzo.
Pocas cosas te ofrezco:
una larga mirada,
una mano tendida,
un amor y un silencio.
(Ana María Gregorio)

17 comentarios:

Tito dijo...

Hola Ana, bellissima la rosa, dolcissimo l'omaggio a Matilde. Un abbraccio.

Ana Gregorio dijo...

Gracias Tito. Un placer verte por aquí. Mi agradecimiento por tus siempre cálidas palabras.
Un abbraccio.

Nuria Mejías dijo...

Hola Ana, preciosa la Rosa y el poema que la acompaña, pero lo que me ha encogido el corazón,ha sido la historia de Matilde, Gracias Matilde por existir y gracias a las miles de Matildes que existen y no conocemos, entre todos haremos un mundo mejor, un abrazo amiga, Nuria.

Ana Gregorio dijo...

Gracias guapísima. A mí también me impactó mucho esta historia y me sentí muy agradecida de que eligiera mis acuarelas como regalo para estas personas. No tuve conocimiento de ello hasta ayer. No puedo explicar con palabras lo que significa para mí.
Un beso grande.

MAJECARMU dijo...

Ana,estoy muy contenta de que una rehabilitadora elija "obras de arte"para regalar.La belleza lleva en sí una virtud sanadora,de echo tu misma lo notarás amiga.La paz,la alegría,la inspiración y el contacto con el espíritu están implícitos en el arte,que utilizamos para la creación de un mundo mejor.
Te felicito por esta alegría y esta rosa que nos dejas,de alguna manera abraza mi interior y me impulsa a seguir adelante.Hoy comienza la primavera y nos ofreces el mejor presagio,amiga.
Mi gratitud y mi abrazo grande siempre.
M.Jesús

Ana Gregorio dijo...

Querida Mª Jesús: a mí también me parece una buena terapia. El arte eleva el espíritu y da fuerzas para continuar, para mí es mi refugio.
Como dices hoy empieza la primavera y he querido subir algo incomprensible, como nosotros, por ejemplo una rosa. Lo más valioso suele ser lo más sencillo, que a su vez implica una gran complejidad. También suele ser lo más contradictorio, como lo humano. Yo me digo y me contradigo. En fin, soy humana...sé que sabreis comprenderme.
Un beso muy fuerte.

Joy dijo...

El Arte al servicio de la Humanidad y la Alegría...
Qué más se puede pedir, verdad?

Es tu generosidad, la que traspasa las fronteras, y a través del papel se expande, como el agua...

Un beso

Jane dijo...

Splendida rosa e poesia, commovente la storia. Un abrazo

Manuel Alejandro dijo...

Desde luego Ana no te faltaran motivos para pintar con la sensibilidad que le pones a las flores. Magnífica labor.

Ana Gregorio dijo...

Gracias por mirarme con tan buenos ojos, Joy. Ojalá mis palabras supieran expresar lo que siento, pero son torpes con demasiada frecuencia :)
Tú sí que eres un ejemplo fortaleza y generosidad.
Un fuerte abrazo.

Ana Gregorio dijo...

Hola Jane gracias por estar aquí una vez más y dedicarme tu tiempo.
Un saludo.

Ana Gregorio dijo...

Manuel, siempre tienes palabras y gestos amables. Gracias por visitarme y dejarme tu comentario.
Un abrazo.

MAJECARMU dijo...

Ana,graciaz por tus palabras.Para mi es un placer disfrutar de tu pincel,de tus letras y de tu amistad.
Mi abrazo siempre,amiga.
FELIZ FIN DE SEMANA.
M.Jesús

Ana Gregorio dijo...

Gracias a tí, Mª Jesús, por tu gentileza y tu amistad.
Un beso.

Jara sedas dijo...

Bonita historia que, sin duda, te motivará a ponerle aun más amor a lo que haces.
Espero que sigas deleitándonos con todo tu arte. Un abrazo

Ana Gregorio dijo...

Gracias Jara. Sí, es una inesperada historia que me ha motivado muchísimo. Gracias por tu visita y por seguirme. Yo también sigo tu trabajo, que me encanta.
Un abrazo.

Ignacio Rodriguez dijo...

Wow!
que preciosa pintura!
esta excelente!